5 razones por las cuales el Trabajo Sexual debe ser Regulado.

Nosotras, como trabajadoras sexuales, elegimos este trabajo en libertad. Somos adultas y protagonistas de nuestras vidas. Decidimos ejercer este trabajo en el marco de las posibilidades laborales con que contamos. Las trabajadoras sexuales autónomas no hemos sido obligadas, ni engañadas por terceras personas para tomar nuestra decisión. Lo
hacemos en ejercicio de la autonomía que tenemos sobre nuestro cuerpo y sobre nuestra libertad.
Nuestra decisión tiene que ser respetada, para ello debemos contar con un marco regulatorio que reconozca derechos y establezca obligaciones para nuestra actividad.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *